Soft microblading Madrid

El microblading es una de las formas en que se puede aplicar el micro shading, una técnica utilizada para crear sombreados en lugares de las cejas donde los pelos escasean o están mezclados con vellos naturales o canas.

También se puede considerar el microblading como una técnica de maquillaje semipermanente, que permite moldear las cejas para adecuarlas a nuestra fisonomía, ayudando a destacar y embellecer nuestro rostro.

¿Qué podemos hacer con el microblading?

La alopecia, una depilación excesiva o continua a lo largo de muchos años, la quimioterapia o la tricotilomanía (cuando nos arrancamos las cejas por nerviosismo), pueden provocar asimetrías en nuestras cejas, escasez de pelos o cicatrices.

Con la técnica del microblading se pueden corregir las asimetrías, crear una ilusión de mayor densidad y ocultar las cicatrices.

Es una labor de micropigmentación que se realiza con una pluma especialmente diseñada para este trabajo (tebori), que se puede utilizar de varias maneras, simulando pelo por pelo, o creando un sombreado (microshading).

Es importante que el profesional y el cliente establezcan una comunicación clara en torno al diseño y el efecto que se espera lograr. También es conveniente determinar si el cliente puede ser alérgico al tratamiento.

Microblading en Madrid

El procedimiento para hacerse el microblading, que algunos también llaman, de forma explicativa, “tatuaje pelo a pelo”, incluye varios pasos:

Paso 1


Se toman medidas de la cara y de su forma, para que el diseño elegido sea proporcionado y armonioso. Dado que se trata de un maquillaje semipermanente, es conveniente que el cliente esté completamente de acuerdo con el diseño que se va a ejecutar.


Paso 2


Ya con las medidas, con un lápiz se simula cómo va a quedar la ceja cuando se aplique el microblading.


Paso 3


Se determina el color del pigmento que se va a aplicar en el microblading, tomando en consideración el color natural del cabello y las cejas. 

Al aplicarse es posible que el color parezca más intenso que el de la ceja no intervenida, pero este va a ir aclarándose con el pasar de los días.


Paso 4


Previo a la intervención es posible que se utilice una anestesia tópica para atenuar el dolor. El cliente decide si quiere utilizarla o no.


Paso 5


El trabajo puede llevar un par de horas y la actividad principal consiste en la aplicación del pigmento usando el tebori. Al concluir se aplica una silicona médica que debe permanecer unas 24 horas.


Paso 6


Después de un tiempo, que determina el profesional, hay que hacer un repaso a la aplicación.


Cuidados posteriores a una aplicación de microblading

Al concluir la intervención, notarás enrojecida la zona donde se realizó el microblading. En los siguientes días, antes de la consulta para el repaso, deberás utilizar una pomada y limpiar las cejas todas las mañanas.

No es conveniente tomar sol hasta que lo determine el profesional, tampoco realizar actividades que hagan sudar el rostro, no usar maquillaje o cremas que no hayan sido recomendadas por el profesional, y tampoco sumergirte en el mar o en una piscina.